• imagen2

    Aprenderás que héroes son las personas que hicieron lo que era necesario, enfrentando las consecuencias.

  • imagen3

    Madurar tiene más que ver con lo que has aprendido de las experiencias, que con los años vividos.

  • imagen1

    Comenzarás a aprender que no nos debemos comparar con los demás, salvo cuando queramos imitarlos para mejorar.

  • KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

    Aprenderás que nunca se debe decir a un niño que sus sueños son tonterias, porque pocas cosas son tan humillantes y sería una tragedia si lo creyese, porque le estarás quitando la esperanza.

  • chicacaballo

    Después de algún tiempo aprenderás la diferencia entre dar la mano y socorrer un alma. Y aprenderás que amar no significa apoyarse, y que compañia no siempre significa seguridad.

  • chicoconperro

    Aprenderás que la paciencia requiere mucha práctica.

  • chicolagobn

    Después de un tiempo aprenderás que el sol quema si te expones demasiado. Aceptarás que incluso las personas buenas podrían herirte y alguna vez necesitarás perdonarlas.

  • imagen9

    Aprenderás que las circunstancias y el ambiente que nos rodea tienen influencias sobre nosotros, pero nosotros somos los únicos responsables de lo que hacemos.

  • chicosbeisbol

    Aprenderás que cuando sientes rabia tienes derecho a tenerla, pero eso no te da el derecho de ser cruel...

  • padrehijaplaya

    Aprenderás que hablar puede aliviar los dolores del alma.

  • chicoviatren

    No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

  • imagen5

    Aprenderás que el tiempo no es algo que pueda volver hacia atrás por lo tanto debes cultivar tu propio jardín y decorar tu alma, en vez de esperar que alguien te traiga flores.

  • OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Aprenderás que no importa en cuántos pedazos tu corazón se partió; el mundo no se detiene para que lo arregles.

  • ninospato

    Aprenderás que las verdaderas amistades continúan creciendo a pesar de las distancias. Y que no importa que es lo que tienes, sino a quien tienes en la vida.

  • padrehijobanco

    Aprenderás que hay mucho más de tus padres en ti de lo que supones.

  • parejajugandoriobn

    No siempre es suficiente ser perdonado por alguien, algunas veces tendrás que aprender a perdonarte a ti mismo.

  • siluetaninabn

    Descubrirás que algunas veces, la persona que esperas que te patee cuando te caes, tal vez sea una de las pocas que te ayuden a levantarte.

  • triocamino

    Aprenderás que con la misma severidad con que juzgas, también serás juzgado y en algún momento condenado.

Educar con Responsabilidad

Es cada vez más habitual encontrarnos en consulta con padres desesperados como consecuencia de la actitud o el comportamiento de sus hijos. Son padres que piden ayuda porque creen que la situación con sus hijos se les escapa de las manos y se sienten incapaces de encontrar una solución.

Los niños no obedecen; hay que gritarles para que hagan caso; son muy exigentes; contestan mal; se pelean entre ellos constantemente; son prepotentes o desafiantes; no colaboran en casa; y, por supuesto, la hora de los deberes es una auténtica batalla. Éstas son algunas de las frases más recurrentes que el terapeuta suele escuchar al inicio de una terapia familiar.

CAMBIAR LAS CONDUCTAS

Cuando se trata de padres que buscan ayuda para mejorar la relación con sus hijos en edad preescolar o de primaria, diagnosticar y corregir lo que falla implica, sin duda, un gran trabajo por parte de todo el grupo familiar y del terapeuta. Pero cuando los niños tienen más de doce o trece años, las conductas y los malos hábitos se presentan más enraizados y rígidos, lo que aumenta la dificultad para instrumentar el cambio que la situación demanda. Afortunadamente, si somos conscientes de la tarea que debemos realizar, nuestra relación con nuestros hijos mejorará notablemente.

Es muy usual que cuando se iniciaron esas conductas que ahora son motivo de queja, los padres se mostraran demasiado condescendientes. Quizá minimizaron su importancia diciéndose que se trataba de situaciones de transición que cambiarían solas a medida que el niño creciera, de acuerdo a la falsa creencia de que el tiempo lo cura todo.

ACTUAR AL MOMENTO

Pero los especialistas sabemos que el tiempo no solamente no puede cambiar por si solo los hechos sino que, conforme avanza, se refuerzan las conductas problemáticas. Y es que suele cumplirse el viejo dicho de la psiquiatría clínica: “Síntoma que permanece, síntoma que se afianza”. Por eso es importante que los padres busquen soluciones y aborden cualquier dificultad con su hijo justo en el momento en el que la detectan.

Es habitual encontrarnos con padres que reconocen que les da miedo decir “NO” a alguna solicitud de sus hijos, a pesar de que son conscientes de que deben hacerlo. No defienden su postura y, de esta manera, les van permitiendo conductas y actitudes cada vez menos favorables. Son padres que viven en el temor de perder el reconocimiento o el amor de sus hijos.

Pero debemos recordar que los niños no nacen con un código de conducta incorporado. Somos los adultos quienes, con la palabra y el ejemplo, hemos de enseñarlo conforme ellos van creciendo e integrándose a la vida familiar y social. Si bien es cierto que no existe una única fórmula para poder educar y procurar que nuestros hijos sean personas felices, sí que existen algunos consejos concretos que, según mi experiencia profesional y personal, ayudan significativamente a la convivencia y a la educación.

CLAVES DE LA BUENA EDUCACIÓN

Respetarles. Los niños merecen el mismo respeto que los adultos. Sin embargo, los padres solemos olvidarnos de ello constantemente: interrumpimos sus actividades y juegos; no respetamos sus espacios, tiempo, gustos o elecciones; y le imponemos los nuestros sin tan siquiera escucharles.

Poner límites. Los niños nos piden que les pongamos un límite; es decir, que les marquemos hasta donde se puede llegar. Ello les dará en gran medida la seguridad necesaria para poder resolver los conflictos que se les presenten a lo largo de la vida.

No sobreprotegerles. Muchas veces tenemos la tentación de eliminar los problemas de la vida de nuestros hijos. Pero si lo hacemos, no les damos la oportunidad de aprender. Dejemos que sean ellos quienes resuelvan sus complicaciones, aunque puedan equivocarse. Es la única forma de que desarrollen sus recursos y confíen en su capacidad para superar obstáculos.

Dedicarles tiempo de calidad. Es fundamental que el tiempo que pasamos con nuestros hijos sea de calidad, participando de sus actividades y compartiendo sus intereses.

Evitar comparaciones. Las comparaciones entre hermanos, primos o vecinos son siempre desagradables. Debemos hacerles saber que cada cual tiene sus propias características y es tan valioso como otra persona.

Pensar en su futuro. Los niños de hoy son los adultos de mañana. Todo lo que hacemos ahora formará parte de su vida futura. Nuestra gran responsabilidad es educarlos para que sean personas felices.

Esperanza Alonso.
Pedagoga y Logopeda

Colaboración en Canal Sur
Colaboración en Canal Sur

La Psicóloga Raquel Roji, se incorpora como colaboradora en temas de salud en el Programa de Televisión "Tiene Arreglo", de Canal Sur, que se emite las mañanas de lunes a jueves a partir de las 10:30.

Se tratarán temas de Ansiedad, Estrés Postraumático y Depresión, entre otros.

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On GooglePlusVisit Us On Linkedin